Se abre paso en el mundo, la innovación en rascacielos que propone cambiar para siempre la idea de que entre más altitud más imponente y más belleza, ya que el Raffles City en Chongqing en China, ya es señalado como uno de los grandes hitos arquitectónicos del siglo XXI.

Moshe Safdie: su creador

Es un arquitecto israelí-canadiense, principalmente conocido por el proyecto Habitat 67 (es un complejo de viviendas situado en Montreal, Canadá). Recibió la Medalla de Oro del Instituto de Arquitectos Americanos (2015), así como el Premio de la Fundación Wolf de las Artes (2019).

¿Qué ha querido lograr Safdie?

Su meta ha sido construir una ciudad de rascacielos interconectada gracias a una estructura horizontal de 300 metros de largo que ya es el símbolo del proyecto. En un mundo en el que las megalópolis no encuentran suelo urbanizable para cubrir toda su demanda y tienen dificultades para crecer en altura, la estructura de Safdie puede marcar el camino para el futuro de la arquitectura urbana.

La ciudad de los rascacielos en cifras

- Se estima que el proyecto ha costado 3.8 mil millones de dólares en su totalidad.

- La superficie es de 1.12 millones de metros cuadrados divididos en 8 torres verticales: las seis torres sur de 250 metros de altura, las dos torres norte de 350 metros de altura y la joya de la corona: la estructura horizontal de 300 metros de longitud a 250 metros sobre el suelo que se asienta sobre cuatro de las torres menores conectando con las dos mayores.

- El complejo albergará 1.400 apartamentos de lujo, un centro comercial de 230.000 metros cuadrados, un hotel, 160.000 metros cuadrados de oficina y una piscina infinita en la estructura tipo invernadero del rascacielos horizontal.

Edificios unidos

Por supuesto, que hay edificios que han sido unidos de alguna forma, como en Calgary en Canadá, que son unidos por puentes que algunos de ellos lo convierten en áreas de food court, este sistema en el caso de Calgary, es para evitar las muy bajas temperaturas que los habitantes sufren.

El precedente: Resort Marina Bay Sands

El hotel Marina Bay Sands de Singapur es uno de los edificios más significativos de esta megalópolis asiática marcada por los experimentos arquitectónicos. Moshe Safdie también fue el responsable de este complejo hotelero. La estructura horizontal con su piscina y jardines es una de las fotos más típicas del skyline de la ciudad.

Arquitectura ecológica

Moshe Safdie, con una larga trayectoria en proyectos que tratan de solventar la falta de suelo urbanizable y que intentan alcanzar un tipo de arquitectura sustentable experimentando con los jardines en altura y los modernos sistemas de ventilación (como hizo en Habitat 67 en Montreal o Sky Habitat, también en Singapur) asumió el megaproyecto chino como un verdadero reto técnico.

Con protección contra sismos

Para solventar los riesgos sísmicos y del viento, han tenido que usar un sistema innovador que combina cojinetes de péndulo de fricción, cojinetes de goma de plomo y amortiguadores de forma que, en caso de terremoto, la estructura horizontal de Raffles City se balancee disipando la energía sísmica.

Diseño original

Aunque el rascacielos horizontal es la estructura más original del conjunto, no hay que olvidar que conecta otras seis torres, todas ellas de diseño curvo, quedando las otras dos torres exentas en los extremos del complejo. En total, 8 torres y Crystal, la denominación que ha recibido la estructura horizontal por su aspecto transparente. Situado en la confluencia de los ríos Yangtze y Jialing, el estudio de Moshe Safdie también tuvo en cuenta la tradición naviera de la zona, asemejando la estética de los edificios a los veleros chinos tradicionales.

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original