Los trabajadores de la ex Neba, hoy Icalorez, se manifestaron en el portón de ingreso del predio que tiene la fábrica en el parque industrial El Pantanillo para reclamar por el destino de sus fuentes laborales, que son materia de negociación en el marco de una posible venta de la empresa.

Según comentaron los delegados, en principio se habría diluido la posibilidad de un acuerdo por el alquiler de la fábrica porque los dueños recibieron una oferta de otros empresarios interesados. 'La oferta del alquiler incluía una cifra y la empresa se comprometía a pagarnos el 50% de la indemnización en 36 cuotas, con el compromiso de los nuevos dueños de mantener los empleos pero sin respetar la antigüedad laboral, como empezar de cero. Y ahora llegó una oferta superior de un empresario local y sería por la venta de la planta. Esa venta incluye a los empleados a los que se nos respetaría la antigüedad, pero no se nos reconocen los sueldos adeudados y recién empezaríamos a cobrar a partir de marzo', indicaron a El Ancasti.

En tal sentido, explicaron que entre salarios y aguinaldos, la deuda completa alcanzaría los $2.000.000. 'Los dueños nos propusieron volver a suspender las actividades por otra semana, porque dicen que no tienen plata para pagarnos. Igualmente decidimos venir a manifestarnos', explicó el delegado Omar Cisneros.
El conflicto en NEBA lleva varios meses, pero terminó de estallar cuando se blanquearon las negociaciones con la empresa Libson, en las que intercedió el Gobierno provincial para hacerse cargo de las instalaciones y el personal de la fábrica.

Alpargatas
Por su parte, los ex trabajadores de Alpargatas se movilizaron frente a la Municipalidad de la Capital para pedir asistencia económica, algo que recibían durante la gestión anterior y que hasta el momento no se logró acordar la continuidad del subsidio.n

Fuente: El Ancasti >> lea el artículo original