Reírse es un acto instintivo, natural e, incluso, beneficioso para nuestra salud.
Varios estudios han señalado que la risa es buena para diversos aspectos: desde mejorar la circulación sanguínea hasta luchar contra la diabetes o el colesterol.
El humor es un elemento importante en nuestras vidas, prueba de ello es que lo conmemoramos con un día mundial el 26 de abril.

Justamente por su relevancia, un grupo de especialistas de la Universidad de Wolverhampton (Reino Unido) investigó en 2008 los chistes más antiguos de la historia. El estudio, que buscó las chanzas históricas recogidas en algún soporte, fue dirigido por el experto en humor Paul McDonald.
El equipo pasó dos meses rastreando los anales de la historia para llegar hasta estas expresiones de humor.

El llamado 'Dave Historical Humor Study' define un chiste como una configuración clara y con una estructura que acaba en un golpe de humor.
Esta definición permitió al equipo trazar la historia del chiste desde 1900 antes de Cristo.
Los resultados proporcionan una visión única y convincente de cómo han evolucionado las bromas a lo largo de los años, tanto a nivel mundial como en el Reino Unido.

El informe, llamado 'Dave Historical Humor Study', define un chiste como una configuración clara y con una estructura que acaba en un golpe de humor

La chanza más vieja que pudieron encontrar era un proverbio de los sumerios, una de las primeras civilizaciones del mundo que habitó en lo que hoy es el sur de Irak.
El chiste está escrito en tablillas del periodo babilónico que datan del año 1900 a.C., pero los investigadores creen que podría remontarse incluso al 2300 a.C.
Lo sorprendente es que el tipo de humor, un tanto absurdo, trata temáticas que hoy en día podría escucharse.

El antiguo chiste dice: 'Algo que nunca ha ocurrido desde tiempos inmemoriales: una mujer joven no se ha tirado un pedo en el regazo de su esposo'.
Aunque a simple vista no tenga mucha gracia, el estudio señala que esta broma es el antiguo equivalente de un chiste del actor John Barrymore: 'El amor es el delicioso intervalo entre conocer a una chica hermosa y descubrir que se parece a un eglefino (un pez similar al bacalao)'.

Más chistes ancestrales

Los investigadores también dieron con otras tantas bromas antiguas en el proceso hasta llegar al chiste más antiguo que encontraron.
A continuación puedes leer algunos de los que los investigadores británicos encontraron:

Antiguo Egipto, 1600 a.C.
“¿Cómo entretienes a un faraón aburrido? Navegas por el Nilo con una barca llena de mujeres jóvenes vestidas solo con redes de pesca y le dices al faraón que vaya a pescar”.

Antigua Grecia, 1100 a.
C.
: 'Una mujer que es ciega de un ojo y lleva 20 años casada.
Un día su esposo dice: 'Me divorcio, estás ciega de un ojo'.
Ella responde: '¿Y eso lo descubres después de 20 años de matrimonio?''.

Los investigadores pasaron dos meses rastreando los anales de la historia para llegar hasta estas expresiones de humor

Antigua Grecia, 800 a.C.
“Odiseo le dice al Cíclope que su verdadero nombre es ‘nadie’.
Cuando Odiseo ordena a sus hombres que ataquen al Cíclope, el Cíclope grita: ‘¡Ayuda, nadie me está atacando!’ Nadie acude en su ayuda”.
Aunque se trata de un relato que se encuentra en 'La Odisea' de Homero, la investigación lo recoge como un chiste.

Antigua Roma, 63 a 14 a.C.
“El emperador Augusto estaba de viaje por el Imperio cuando vio a un hombre en la multitud que tenía un parecido sorprendente consigo mismo.
Intrigado, preguntó: ‘¿Tu madre estuvo alguna vez en el servicio de Palacio?’ ‘No, alteza’, respondió, ‘pero mi padre sí’”.