Windows 7 deja hoy de recibir soporte técnico ni actualizaciones por parte de Microsoft. Tampoco las de seguridad, por ello utilizar el sistema puede ser un riesgo. A pesar de todo hay millones de ordenadores con este dispositivo.

Algunas instituciones y empresas podrán pagar para ampliar el soporte durante tres años. Pues su despliegue en empresas sigue siendo importante y Microsoft no puede cerrar los ojos ante ese hecho, pero esto no es posible para usuarios particulares.

Microsoft ha estado enviando notificaciones del fin de Windows 7 a sus usuarios y recordando su actualización a Windows 10. Una actualización que puede ser gratuita y legal si tenemos una licencia de Windows 7 siguiendo los pasos que explicamos más adelante.

Aunque el último sistema operativo de Microsoft en teoría necesita unos requisitos mínimos similares para funcionar a los de Windows 7, a la práctica suele funcionar peor en ordenadores con algunos años de antigüedad y que andan escasos de recursos. Esto es algo que debemos valorar.

¿Qué puede suceder si seguimos usando Windows 7?

En los primeros días del fin del soporte, seguramente no ocurra nada extraño. Sobre todo, si el ordenador no está conectado a Internet, fuente por la que provienen la mayor parte de amenazas. Si dejamos pasar el tiempo, las vulnerabilidades del sistema serán cada vez más peligrosas.

Además, debido al enorme número de ordenadores que aún ejecutan Windows 7, no sería extraño que se desarrolle malware para atacar estas máquinas especialmente expuestas.

En caso de que exista alguna clase de amenaza importante, Microsoft puede lanzar de forma excepcional un parche de seguridad. Si por algún motivo debemos seguir usando un ordenador con Windows 7 temporalmente, es importante que usemos un software de seguridad.

Actualización a Windows 10

En cualquier caso es recomendable la actualización a Windows 10, incluso aunque su rendimiento se vea algo mermado. En ese caso existe la posibilidad de ampliar la memoria RAM si el ordenador en cuestión lo permite, qué es el componente fundamental para lograr que el dispositivo funcione con mayor fluidez.

Si queremos actualizar Windows 7 a Windows 10 de forma gratuita. Los pasos a seguir son estos. Lo primero que debemos hacer es localizar nuestra clave de Windows 7, que puede encontrarse en una pegatina pegada en la parte inferior del ordenador. Si no la encontramos, podemos buscarla siguiendo los pasos que se describen en el medio especializado WinPhone Metro.

Lo siguiente que debemos hacer es descargar en esta página la herramienta que nos permite actualizar Windows 7 a Windows 10. La herramienta nos guiará para seguir todos los pasos que debemos realizar. Como dato sumamente importante, debemos optar al actualizar a Windows 10 la opción que nos permite conservar archivos, configuraciones y aplicaciones.

Al finalizar el proceso, debemos acceder a la opción de Configuración del sistema, seleccionamos Actualización y seguridad y una vez ahí en el menú de la derecha pulsamos en Activación. Esta puede realizarse de forma automática o solicitando que insertemos la clave con la licencia de Windows 7 que hemos localizado anteriormente.

A partir de ese momento, el hardware queda validado y se podrían realizar instalaciones desde cero de Windows 10 si lo consideramos necesario. Algo que puede ser útil para que el sistema funcione con más fluidez, pues cuando se instala un nuevo sistema operativo nunca está de más aprovechar para hacer limpieza.

Adiós a Windows 7: Microsoft deja de darle soporte técnico'/>Windows 7 no recibirá actualizaciones'/>

Fuente: La Vanguardia >> lea el artículo original