La coparticipación federal de impuestos terminó el 2019 con una baja del 1,5% en términos reales.
23 de las 24 jurisdicciones que conforman el país finalizaron con un nivel de envíos del Tesoro inferior a la inflación, a excepción de Buenos Aires, que por la compensación por el fondo del Conurbano y el de la soja recibió un 9,6% más en relación al año pasado, precisó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

De acuerdo al Instituto, durante el 2019 el Gobierno central le giró a los distritos recursos por $1.629.534 millones, un incremento de 51,3%, que se encuentra por debajo de lo que ascendieron los precios.
De esa suma, $72.576 millones corresponden a compensaciones establecidas en el consenso fiscal.

Lo cierto es que por efecto de las compensaciones dispuestas en el acuerdo firmado a comienzos de 2018, Buenos Aires recibió casi $39.000 millones más a lo largo del año pasado.
De no ser por esta suma, la coparticipación a las provincias hubiera caído un 4,3%, estimó el informe.
Por su parte, los fondos enviados al gobierno porteño retrocedieron un 4%, en sintonía con el resto de las jurisdicciones.

 

Por el contrario, los mandatarios que más vieron recortados sus recursos de origen nacional fueron los de San Luis, Santa Fe y Córdoba, en donde cayeron 6,5% en los dos primeros casos y 6,4% en el último.
Esto ocurrió porque fueron las primeras beneficiadas por un fallo de la Corte que obligó a la Casa Rosada a devolver el 15% que se les retraía del régimen para financiar a la Anses.

Salvo La Pampa, que tuvo la menor disminución (1,1%), el resto de los distritos observaron bajas en lo que respecta a la coparticipación entre el 3,4% y el 3,9%.

En términos nominales, Santa Fe y Córdoba tuvieron un descenso de más de $11.000 millones en la masa de recursos provenientes del Tesoro nacional.
Mientras que las jurisdicciones que menos sufrieron fueron La Pampa con $397 millones menos y Tierra del Fuego, a donde la Rosada giró unos $894 millones menos en concepto de coparticipación

El informe también analiza el efecto que tuvo sobre las provincias las medidas tomadas tras las elecciones primarias, que eliminaron elIVA para una serie de productos de la canasta básica, pero que recayó principalmente sobre las cuentas de los gobernadores.

'Ante estas medidas, se generó un reclamo por parte de las provincias, que posteriormente resultó en compensaciones, que fueron enviadas hasta el mes de Diciembre.
En dicho mes, las transferencias por este concepto fueron de $1.285 millones', puntualizó el Iaraf.

El Instituto calculó que de esta manera, las compensaciones por la eliminación delIVA desde las PASO totalizaron $4.298 millones.

Es que la Corte había fallado que el Ejecutivo debía enviar a las provincias una suma equivalente a la pérdida sufrida por los distritos, pero no dio de baja la medida respecto a este tributo.

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original