Clara Sousa-Silva, especializada en investigación espacial, se desempeña como astrofísica molecular en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Es la científica que nos podría llevar al próximo y tan ansiado descubrimiento: la vida más allá de la Tierra. Gracias al estudio sobre la posible existencia de organismos vivos extraterrestres, se revelaron conclusiones sobre el hallazgo de fosfina en la atmósfera, una sustancia tóxica y sumamente pestilente, que sólamente puede ser producida por seres vivos.

“Es una molécula con forma de pirámide, con un átomo de fósforo en la parte superior y tres hidrógenos en cada esquina de la base”, con respecto a la fosfina. “En la Tierra, podemos encontrarla en lugares donde la vida existe sin oxígeno, por ejemplo en pantanos y en intestinos. También es resultado de trabajos industriales; de hecho, se usa como fumigante y es muy peligrosa para los humanos porque interfiere en el metabolismo del oxígeno”, añade la científica del MIT en diálogo con TN Tecno.

 

 

'La vida produce muchos gases como el metano y el oxígeno, que son buenos indicadores, pero también pueden ser producidos por procesos no biológicos, como el vulcanismo o la fotoquímica. En un planeta rocoso, la fosfina sólo puede ser producida por la vida, por lo que es una señal segura. Este es un paso en la dirección correcta', aseguró Sousa-Silva.

La fosfina fue encontrada en pequeñas cantidades, en la tropósfera superior (NdR: es la capa de la atmósfera que está en contacto con la superficie de la Tierra). Es importante destacar que este gas se produce por la vida anaeróbica, que no está muy extendida y en la atmósfera terrestre se destruye muy rápidamente.

 

Fuente: Nexofin >> lea el artículo original