En diálogo con Horacio Verbitsky para El Cohete a la Luna, Alberto Fernández remarcó la necesidad de una reforma judicial en el ámbito federal. 'Estamos trabajando. Es un tema para mandar a sesiones extraordinarias', advirtió. 

'Lo que quiero que todos entiendan es que así no estamos funcionando bien', agregó. 'Estas cosas que uno propone no las hace en desmedro de alguien, las hace en favor de todos. Un par de malos jueces federales terminaron ensuciando a toda la Justicia federal. Y la verdad, no es justo. No voy a dar los nombres porque como soy el Presidente me lo prohíben, pero ya lo he dicho en su momento.

'Hay un segundo punto que me preocupa, que es poner en marcha el sistema acusatorio cuanto antes, porque creo que eso va a ser muy bueno. Estoy viendo cómo encarar el tema de la Corte Suprema. Yo entiendo que las personalidades de los miembros de la Corte quizá hacen dificultosa la obtención de fallos, pero también es justo decir que la Corte se ha expedido en 24.000 casos el último año. No es poco', analizó.

'Vínculo espurio'

El presidente también se refirió a la utilización del servicio de inteligencia como auxiliar de la Justicia, señalando que ese vínculo -fomentado por Néstor Kirchner mientras Fernández era jefe de Gabinete intentando paliar la ola de secuestros en la provincia de Buenos Aires- 'sirvió de excusa para que se genere un vínculo espurio entre el Poder Judicial y el sistema de inteligencia'.

'En verdad eso fue producto de que, fundamentalmente en el caso Blumberg, la Secretaría de Inteligencia de entonces resolvió el caso que lamentablemente terminó con Axel Blumberg muerto. Se encontraron a los autores y ahí hizo un trabajo muy profundo y, en muchos secuestros, la SIDE trabajó bien', rememoró. 'El caso del padre de Pablo Echarri también trabajaron mucho y trabajaron bien. Nos llevó a nosotros a pensar que ellos podían auxiliar a la Justicia en esos temas. Ese auxilio después se convirtió en algo espurio'.

Así, Fernández anticipó que planea trasladar la inteligencia criminal a la órbita del Ministerio de Seguridad una vez que finalice la intervención de 180 días sobre la Agencia Federal de Investigaciones. 

En relación a ese organismo, el primer mandatario también explicó que 'en el último mes, 500 agentes fueron pasados a planta permanente de la nada' y que 'de una planta de 1.500, un tercio en el último mes entró a la planta permanente'.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Fuente: Big Bang News >> lea el artículo original