El cambio climático afecta, negativamente, a casi todas las especies animales en el Planeta.
Decimos a casi todas porque una reciente investigación sugiere que hay un animal marino de sangre fría, el calamar gigante, Architeuthis, que puede ser una de las pocas especies que se beneficia del calentamiento global.

Según un equipo de investigadores turcos de la Universidad de Yeditepe, hay varias especies que han demostrado prosperar frente al calentamiento global, entre ellas muchas variedades de plagas, malezas y parásitos.
Este es el caso también, dentro del océano, del calamar gigante.

En un estudio, publicado en la revista científica 'International Journal of Global Warming' y citado por Phys.org, los investigadores señalan que, dado que su actividad axónica o trasmisión del impulso nervioso de una célula a otra en el sistema nervioso está limitada por la temperatura ambiental en la que se encuentra, incluso pequeños aumentos pueden conducir a una reducción de la entropía o desorden molecular de un sistema, algo que, en pocas palabras, hace que la vida del calamar sea fundamentalmente más fácil.

Así, el equipo de investigadores sostiene que con una temperatura más alta en su entorno, léase en el interior de los océanos, los calamares gigantes tienen más posibilidades de tener una vida más cómoda, ofreciendo una explicación de por qué podrían prosperar en condiciones de calentamiento global.