Los beneficios de la leche materna son conocidos por la ciencia y la sabiduría común.
En los últimos años se ha encontrado que la leche materna es responsable en gran medida de la creación de un sistema inmune saludable, brindando al bebé bacterias y diferentes sustancias químicas que permiten la formación de un sistema inmune capaz de resistir invasiones patógenas.
Por otro, lado se sabe que la leche materna provee además importantes minerales como el calcio y el magnesio, entre otros.

A esta cuasi panacea natural, ahora debe sumarse un descubrimiento accidental que podría ser relevante para la medicina moderna.
Investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, han hallado que un compuesto al que han denominado 'Hamlet' puede  ayudar a desechar células muertas producidas por un tumor a través de la orina con gran eficiencia.
La velocidad a la que esto sucede ha hecho que la profesora Catharina Svanborg diga que la capacidad de Hamlet de acabar con células muertas es 'mágica'.

El descubrimiento ocurrió también con una cierta suerte 'mágica', pues el equipo de investigadores estaba investigando agentes microbiales y sus efectos.
Durante su investigación, optaron por utilizar leche materna.
En cierta ocasión se usaron células producidas por tumores y al añadir el compuesto encontrado en la leche, se notó que las células de los tumores morían y eran desechadas.

Con todo esto se abre la posibilidad de que la leche materna pueda ser una alternativa a la quimioterapia, aunque evidentemente se necesitan hacer más estudios para probar que 'Hamlet' tiene la potencia suficiente.

 

También en Pijama Surf: La historia de Maya, la madre del Buda, y la inmaculada concepción de Siddharta Gautama

Fuente: Pijama Surf >> lea el artículo original