La semana pasada un hombre de Bombay, India, falleció sin hogar y sin dinero ya que vivía como mendigo. Al comenzar las investigaciones las autoridades descubrieron que en su hogar tenía algunas monedas guardadas que sumaban en total la cantidad de 177 mil rupias, lo que equivale a dos mil 500 dólares.

Resulta que las investigaciones arrojaron su identificación y supieron que en vida llevaba el nombre de Birbhichand Azad.

Su muerte

El mendigo falleció al ser atropellado el pasado 4 de octubre por un tren a alta velocidad cuando éste cruzaba una vía férrea lo que obligó a la Policía local a investigar los hechos y de donde provenía el ahora occiso. Al investigar las autoridades supieron que el difunto contaba con la edad de 62 años por lo que ahora tenían el objetivo de avisar a sus allegados.

Ahora bien, para saber donde vivía, los investigadores tuvieron que preguntar a los vendedores ambulantes y otros mendigos de la zona hasta que dieron con su pequeña casa en un barrio pobre al este de la ciudad y quedaron estupefactos con lo que habían encontrado.

Resulta que el sexagenario había reunido en monedas un capital acumulado que le tomó más de ocho horas a los uniformados contar, las cuales se encontraban en bolsas y cubetas cubiertas con lona.

En su casa, también fueron encontrados recibos de depósitos hechos en diferentes bancos por una cantidad total de 877 mil rupias, lo que equivale a 12 mil dólares. 

Otros documentos fueron recuperados en la casa de Azad, además del dinero en monedas que tenía, de hecho uno de ellos contenía una dirección en Rajastán, la cual fue corroborada por la Policía quien decidió llegar al lugar para localizar a su familia.

Dale clic en la estrella de google news y síguenos

En Rajastán se localizó a sus familiares a quienes le hicieron entrega de sus restos mortales y sus pertenencias, entre las que incluía las monedas y el dinero en las cuentas de banco.

Te puede interesar: Le pagan 100 euros a un mendigo para que se tatúe un nombre en la frente

En cuanto a sus vecinos, ellos aseguran que el anciano se dedicaba a la mendicidad desde hace muchos años y que no sabían que había logrado reunir tanta cantidad de dinero.

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original