'Aviones turcos han comenzado a llevar a cabo ataques aéreos contra zonas civiles. Hay un gran pánico entre la gente de la región', indicó Bali, portavoz de la alianza liderada por kurdos, en su cuenta de Twitter. 'Las Fuerzas Armadas turcas han iniciado, junto con el Ejército Nacional Sirio, la operación 'Fuente de Paz' en el norte de Siria', indicó el presidente turco Recep Tayyip Erdogan Twitter, utilizando el nuevo nombre de las milicias sirias aliadas de las tropas turcas y anteriormente conocidas como 'Ejército Libre de Siria'.

Erdogan precisó que la operación se dirige tanto contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) como contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG), que dominan el noreste de Siria, y que habían recibido hasta esta semana el respaldo de Estados Unidos. 'Preservaremos la integridad territorial de Siria y liberaremos a las comunidades locales de las garras de los terroristas', agregó el mandatario, en referencia al YPG. Al mismo tiempo, cazas turcos han empezado a bombardear la ciudad de Ras al Ain, en el noreste de Siria, en lo que parecen los preparativos para la ofensiva terrestre.

Columnas de humo y sobrevuelo de cazas

La cadena CNNTürk muestra en directo la imagen de columnas de humo procedentes de la ciudad fronteriza, controlada por las YPG, y asegura que se oye un continuo sobrevuelo de cazas. Momentos después, la agencia oficialista turca Anadolu informó sobre disparos de artillería turca desde el municipio fronterizo de Akçakale contra la localidad siria de Tel Abiad, situada 100 kilómetros al oeste de Ras al Ain. La prensa turca indica que los ataques de artillería y aviación sirven para debilitar las defensas del YPG y se espera que las tropas turcas crucen la frontera esta misma noche.

La ofensiva se inició poco después de que Erdogan agradeciese en una conversación telefónica a su homólogo ruso, Vladímir Putin, su 'postura constructiva' ante la ofensiva. Poco después de los primeros bombardeos, el mandatario informó también a los principales partidos de la oposición y al presidente del Parlamento sobre la ofensiva.

Turquía aspira a controlar una franja adyacente a la frontera siria de 32 kilómetros de ancho y 480 de largo, desde el Éufrates hasta Irak, un territorio hasta ahora dominado por las YPG, que han establecido una administración local de facto que preocupa a Ankara.

Turquía considera terroristas a las YPG -aliadas de EEUU en la lucha contra el EI- por sus vínculos con el grupo armado PKK, activo en suelo turco. El resto del norte de Siria, desde el Éufrates hasta el Mediterráneo, ya está bajo control de tropas turcas, tras la operación 'Escudo del Éufrates' al norte de Alepo en 2016, y 'Rama de olivo', en el enclave kurdo de Afrin, en 2018.

jov (efe, ntv)

  • Mohammed Alaa acaricia a un gato entre los escombros

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    Misión de rescate al amanecer

    En los úlitmos meses, Mohammed Alaa al-Jaleel, mejor conocido como Alaa, ha salido entre las cinco y las siete de la mañana para rescatar gatos de las ruinas de la ciudad de Idlib. Temprano por la mañana caen menos bombas y granadas, dice Alaa. Sin embargo, tiene que moverse con cuidado entre los restos de las casas destruidas.

  • Alaa sostiene a un gato entre sus brazos.

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    Primeras operaciones de rescate en Alepo

    Cuando estalló la guerra civil siria, Alaa trabajaba como conductor de ambulancias en Alepo. De camino a casa distribuyó comida para los gatos callejeros. En algún momento comenzó a buscar gatos sobrevivientes en las zonas devastadas por la guerra para llevárselos a casa. En la carnicería consiguió carne y algunas sobras para alimentar a los animales.

  • Un gato brinca en dirección a Alaa.

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    Cuando los gatos se hacen tus amigos

    Los primeros informes sobre Alaa aparecieron cuando él aún estaba en Alepo. Recibió ayuda de amantes de los animales de todo el mundo y se hizo conocido como el 'hombre gato de Alepo'. 'Debido a que todo el mundo abandona el país, incluidos mis amigos, los gatos se han convertido en mis amigos', dijo a la BBC británica. También abrió su primer refugio de animales en Alepo.

  • Cada gato cuenta con un sitio individual donde refugiarse.

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    'El Santuario de Gatos de Ernesto' en Idlib

    A finales de 2016, el refugio de Alaa fue alcanzado por las bombas. Poco tiempo después, Alaa, junto con 22 gatos, huyó de las tropas del gobierno de Baschar al-Assad rumbo a la ciudad vecina de Idlib. En Idlib reabrió un refugio: 'El Santuario de Gatos de Ernesto' en Kafr Naya. Ahí se alojan 200 gatos, perros, monos, conejos y otros animales.

  • Alaa sostiene a un gato entre sus manos mientras es atendido médicamente

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    Compasión con todos los seres vivos

    El refugio de Alaa está al norte de Idlib, en una ubicación un poco más tranquila. Allí los animales son atendidos médicamente y alimentados. Algunos se quedan, otros desaparecen de nuevo. 'Ya de niño amaba a los gatos', dice Alaa. 'De mis antepasados aprendí que todo aquel que se compadece de los humanos debe compadecerse de todos los seres vivos.'

  • Alaa utiliza una jaula para transportar a un gato rescatado en medio de zona de desastre

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    No hay fin a la guerra en Idlib

    Después de más de ocho años de guerra civil y más de 400.000 muertos, Idlib es la última gran zona rebelde de Siria y la más crítica. A finales de abril, las tropas de Assad junto con aliados rusos lanzaron una ofensiva de recaptura sobre la ciudad. Alrededor de tres millones de personas siguen viviendo en Idlib, casi la mitad de ellas están desplazadas. Muchos no tienen nada más que sus vidas.

  • Mohammed Alaa reparte comida a un grupo de gatos que lo rodean.

    El 'hombre gato de Alepo': rescate entre los escombros de la guerra civil siria

    Ayuda para niños y animales

    'Los mayores perdedores de la guerra en Siria son los niños y los animales', dice Alaa. 'Por eso seguiré ayudándolos. En Kafr Naya hay ahora también un orfanato, un patio de recreo y un centro de salud para niños, dice.

    Autor: Rahel Klein


DW recomienda

Fuente: DW >> lea el artículo original