Los referentes de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas ( APLA'>APLA) y de la Unión Argentina de Líneas Aéreas (UALA), que agrupan a los pilotos deAerolíneas Argentinas'> Aerolíneas Argentinas yAustral'>Austral, respectivamente, decidieron esta noche levantar el paro por lo que habrá vuelos deAerolíneas yAustral'>Austral durante el fin de semana.

El acuerdo llegó pasadas las 21 en medio de duras negociaciones que se concretaron en la Secretaría de Trabajo en procura de un acuerdo salarial definitivo.

El jefe de laAPLA'>APLA, Pablo Biró, y los líderes de la UALA, que conduce Cristian Erhardt, fueron convocados el viernes por la tarde de urgencia por el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, luego de un nuevo fracaso del diálogo durante la mañana en la sede de la empresa.

Las organizaciones sindicales y los funcionarios laborales retomaron la negociación a las 18 del viernes y recién por la noche llegaron a un principio de acuerdo.

De forma previa, Biró había ratificado la huelga general nacional de dos días que comenzaría a medianoche en el GrupoAerolíneasAustral'>Austral en demanda de 'un inmediato acuerdo paritario' y 'el pago de una mejora del 24 por ciento promedio'; medida que finalmente fue levantada.

Los gremios aeronáuticos denunciaron que las negociaciones convencionales 'están atascadas y congeladas' desde marzo último, cuando se celebró el último acuerdo.

La paritaria anual aeronáutica se extiende entre septiembre e igual mes del otro año y, según los principales referentes, la empresa adeuda un semestre de mejora salarial.

'El paro está ratificado y se realizará desde la 0 hora si no hay un acuerdo salarial definitivo', había dicho Biró esta tarde, poco antes de ingresar a la dependencia oficial.

El dirigente desestimó el acatamiento de la conciliación obligatoria (Ley 14.786) porque 'los gremios ya fueron conciliados durante 20 días hábiles en marzo último', e indicó que si 'el gobierno insiste en la instrumentación de esa disposición, las organizaciones sindicales denunciarán penalmente a sus funcionarios ante la justicia', puntualizó.

Para Biró, de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), 'los ciudadanos son rehenes del gobierno y no de los sindicatos, porque el Ejecutivo está convencido que empujar al conflicto le conviene en lo político algunas semanas antes del acto electoral'.

'Los sindicatos exigen que el gobierno termine de hacer política y que deje de empujar a un conflicto que los dirigentes gremiales no desean ni quieren.
Los funcionarios son los únicos que creen que la situación les conviene a nivel político.
Debe haber un acuerdo convencional porque las paritarias en el país son y tienen que ser libres', puntualizó Biró.

El lunes o martes próximo concurrirán a negociar paritarias los sindicatos aeronáuticosUPSA, que lidera Raúl Fernández, y APTA (técnicos), de Ricardo Cirielli, quienes postergaron las medidas de fuerza a la espera de 'los resultados de ese diálogo'.

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original