Tres excursionistas del estado de California (EE.UU.), atrapados en la cima de una insalvable cascada de 12 metros, fueron rescatados tras enviar un mensaje de SOS en una botella plástica que lanzaron a las aguas, informa The Washington Post.

De acuerdo con el reporte, Curtis Whitson, su novia Krystal Ramírez y su hijo Hunter Whitson buscaban un poco de tranquila aventura en un recorrido de cuatro días por las vertientes de Arroyo Seco, un río en el centro de California, el pasado junio.

Amanda Eller.'Es increíble': Habla la instructora de yoga rescatada después de haber pasado dos semanas en un bosque

Tras llegar dificultosamente a la cima de una cascada, buscaron con creciente desespero una cuerda que habían visto allí años atrás, para poder descender y continuar el viaje, pero la soga había desaparecido. Los tres entendieron que no habría  forma de bajar, y al mirar atrás hacia el cañón por el que habían entrado, supieron que tampoco había cómo seguir escalando y salir. Además, sus teléfonos no tenían conexión.

Como una última opción, y sin mucha confianza en que aquello funcionara, Curtis Whitson garabateó la palabra 'socorro' ('help', en inglés) en una botella de plástico, puso adentro una nota con la fecha y su ubicación y la arrojó a las furiosas aguas de la cascada.

Por fortuna, otros excursionistas encontraron la botella y llamaron a los servicios de rescate, que a bordo de un helicóptero y ya por la noche encontraron a la familia, aunque debido a la oscuridad no pudieron rescatarlos sino hasta la mañana siguiente.

Uno de los rescatistas dijo a The Post que en sus 23 años de labores nunca había oído de un caso de salvamento gracias a un mensaje enviado en botella.

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original