Todos sabemos que el obtener dinero fácil o mal habido siempre se esfuma rápidamente ya que sinceramente no lo ganaste con el sudor de tu frente, El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece. es un dinero obtenido por medios ilícitos, podría ser por estafa, robo, hurto, trampas en el juego, etc.

Así como viene así se va.

Por un error de un trabajador de un banco, no detectado por el banco estadounidense BB&T, durante más de 14 días, una pareja de Montoursville, Pensilvania, en Estados Unidos gastó más de 100.000 dólares que no le pertenecían y corre el riesgo de acabar entre rejas, informa el diario The Washington Post.

A principios del mes de junio, Robert y Tiffany Williams, de 36 y 35 años, solo tenían en su cuenta poco más de 1.000 dólares ahorrados, un día se encontraron con la gran sorpresa de tener 120.000 dólares extra. Se les hizo fácil y sin preguntar al banco sobre el origen de los fondos, se compraron dos coches, una caravana y un remolque, también pagaron unas deudas pendientes que tenían y repartieron alrededor de 15.000 dólares entre sus amigos.

Como resultado, cuando BB&T canceló la operación a mediados del mismo mes, el sobregiro de la cuenta de los Williams superó los 107.000 dólares. Al no poder recuperar el dinero, el banco recurrió a la justicia. y así fue como terminaron encerrados, ya que se habían gastado casi toda la suma de dinero que habían recibido de quien sabe donde.

Según el agente de la Policía estatal, Aaron Brown, Robert y Tiffany

'Admitieron que sabían que el dinero ingresado no les pertenecía, pero lo gastaron de todos modos'.

Tal vez te interese: VIRAL-20190909-0100.html' target='_blank'>Carcel a empleado de tienda que memorizó 1300 tarjetas de crédito y compró online (VIRAL)

El pasado martes, los Williams fueron acusados de robo y apropiación indebida y salieron en libertad bajo una fianza de 25.000 dólares.

Checa todo nuestro contenido de VIDEO VIRAL dando click aquí

Dale CLICK a la estrella de Google News y síguenos

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original