El ladrón al que mataron un grupo de vecinos de Ciudad Evita, La Matanza, luego de intentar robar en una vivienda había salido hace cinco meses de la cárcel. Estuvo preso cinco años por un 'homicidio agravado por el uso de arma de fuego'. 

El intento atraco de este domingo en una Ciudad Evita lo cometió con un cómplice. El robo fue frustrado gracias a que la hija de la dueña de casa salió por el balcón pidiendo auxilio a los gritos.

Esto hizo que los delincuentes escaparan corriendo pero uno de ellos fue interceptado por un grupo de vecinos que regresaba del Vía Crucis. Lo tiraron al piso, le ataron los pies y las manos con los cordones de sus zapatillas y comenzaron a golpearon. Lo habrían asfixiado también y esta fue la causa de la muerte provocada por los fieles cristianos.

El ladrón fue identificado como Gustavo Marcelo Quispe. Según informaron distintos medios nacionales, este no era su primer hecho delictivo. Por otro lado, el fiscal que investiga el caso ha solicitado la filmación de las cámaras de seguridad para establecer quiénes asesinaron al ladrón.

El hombre de 25 años había dejado la cárcel de La Plata hace cinco meses luego de haber purgado  una condena de cinco años por el delito de 'homicidio agravado por el uso de arma y robo calificado'.

La pena tan baja puede haber sido a que cometió el crimen siendo menor de edad

Quispe habría heredado el gen delictivo de su mamá, Laura Raquel Quispe (41), con antecedentes por robo. Esta mujer había protagonizado una dramática toma de rehenes en una escribanía, a dos cuadras de los Tribunales porteños, en 2006, que duró cuatro horas, según publicó Clarín.

Ver: Vecinos de Las Heras mataron a un presunto ladrón 

'Robo por mis hijos', se justificó entonces mientras salía en vivo por un par de canales de TV, hablando por teléfono, antes de entregarse en el edificio de Viamonte 1422, adonde había asaltado el 5° piso junto con un cómplice. 

Por ese hecho, pasó dos años presa en una cárcel del Servicio Penitenciario Federal (SPF), según pudo saber Clarín. Fue ella quien reconoció el cuerpo de su hijo la noche del Viernes Santo cuando la Justicia le notificó lo sucedido en Ciudad Evita. No era el primer hijo que enterraba: Franco Emanuel Quispe, mellizo de ladrón linchado, también está muerto.

Ver: Mataron a otro ladrón en Guaymallén 

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original