Abrirse camino en un mundo de hombres no es tarea fácil.
Sin embargo, Sofía Pedernera (21), demuestra que los retos no tienen límites.
Actualmente estudia mecánica de autos en el Instituto Renault de Córdoba y sueña con abrir su propio taller en la ciudad de San Luis

Con el bolso casi listo y el pasaje en mano, Sofía se prepara para vivir su último año de la carrera.
Emocionada por todo lo que le espera, contó cómo nació su pasión por los autos.
'Mi abuelo materno es mecánico y mi papá hizo un curso, pero no pudo dedicarse a eso.
De todas formas los dos son fanáticos de los fierros', dijo con una  sonrisa.

Recordó que de chica pasaba largas horas en el galpón, en medio de las herramientas.
'Siempre me gustaron.
Yo quería aprender y por eso veía como cambiaban los rulemanes y planchas', comentó y agregó que de vez en cuando se metía y ayudaba en las tareas.
'Para mí la mujer no tiene que depender de nadie y menos en cuestiones del auto.
Por eso me enfoqué y hoy trato de cumplir mi sueño', resaltó la joven.

Sofía decidió romper barreras y así entrar en un oficio que  hasta hace poco era exclusivo para hombres.
'Mi familia siempre apoyó mi decisión de ser mecánica de autos.
Sabían que no sería fácil, pero igual me dejaron volar.
De todas formas iba a ser extraño que estudiara otra cosa, ya que casi siempre estaba en el taller', recordó.
Además precisó que hasta el día de hoy, cuando le preguntan qué estudia, más de uno se sorprende con su respuesta. 

'No hay muchas en el rubro.
Todavía cuesta vernos en esos espacios.  Tampoco es fácil estar en un ambiente de hombres.
Te miran como si no entendieras nada.
Por suerte con mis compañeros no tuve ningún problema, siempre me respetaron', detalló la puntana, quien expresó que en todo el instituto donde estudia solo hay diez mujeres y en su curso es la única.

Orgullosa de estar en el último año,  recordó una frase que le dijo su abuelo.
'Él afirma que las mujeres tenemos  las manos finas y  eso nos permite cambiar una tuerca con mayor facilidad.
Aparte de que somos más detallistas', precisó con la voz entrecortada.

Sofía, con gran desparpajo, manifestó que en más de una oportunidad le tocó cambiar las ruedas del auto.
'Una día se nos pinchó, me bajé  y lo hice.
La gente que pasó por el lugar se quedó atónita', resaltó con una sonrisa.

También contó que cuando está en San Luis acompaña a su papá al taller.
'Mi viejo se puso a charlar con dos hombres sobre el distribuidor.
En ese entonces yo quise meter bocado, pero me miraron como que no sabía nada.
Después de dar mis explicaciones sobre el tema se dieron cuenta de que en verdad entendía.
Ahí se sorprendieron y me integraron', resaltó.
'A la gente grande todavía les cuesta, piensan que las mujeres no podemos', dijo.  

A la hora de contar cuál es la parte que más le gusta de los vehículos, la joven comentó que es el motor.
'No estudie ingeniería porque quiero estar en la acción y no mandar a alguien que lo haga.
Prefiero estar abajo del auto y trabajar en el rally.
No como piloto,  sino ser la que cambia las ruedas o analiza que es lo que falló', resaltó.

Con alegría destacó que gracias a un amigo se enteró del Instituto Renault y no dudó ni un segundo en inscribirse.
'Hice el test vocacional y el resultado era lo que esperaba.
Por eso fui a rendir el ingreso.
Por suerte me fue bien y hoy estoy a un paso de recibirme.
Me emociona saber que todo esfuerzo da sus frutos', expresó.

Señaló que su sueño es trabajar en un taller en Córdoba.
'Quiero dar mis primeros pasos allá.
Formarme en alguna empresa de prestigio y después volver a San Luis para poner el mío propio', manifestó la joven, quien alentó a las mujeres a cumplir sus metas.

'Me gustaría que las mujeres  se animen, somos capaces.
Luchamos por tener más espacios en donde antes solo habían hombres.
Muchas veces me dijeron que parecía un 'macho', no los escuché porque siempre estuve segura de lo que quise.
No vivís tranquilo sino hacés lo que te gusta', dijo Sofía con los ojos vidriosos.

Fuente: El Diario de la República >> lea el artículo original

Internacionales

Economía

Tecnología

Entretenimiento