La industria vitivinícola no escapa a la difícil realidad económica que atraviesa el país y de un tiempo a esta parte comenzó a dar signos de crisis.
En San Juan, una de las provincias productoras junto con Mendoza, un grupo de viñateros locales cortaron la ruta 40 en protesta contra el precio que se fijó para el sector.

Sin embargo, desde el gobierno de San Juan salieron al cruce por las manifestaciones al recordar que la administración de Sergio Uñac lanzó una batería de medidas para hacer frente a la dura situación que atraviesa la producción vitivinícola local.

“La crisis en el sector se desencadena por las subas en las retenciones, las importaciones de vino.
Además y porque los costos para los productores son cada vez mayores”, explicó Andrés Díaz Cano, ministro de Producción de San Juan, en declaraciones a ámbito.com.

Por lo pronto, el funcionario relativizó las protestas de viñateros de los últimos días al considerar que “ocurren en un contexto de elecciones”.
Vale recordar que dentro de 20 días los sanjuaninos irán al cuarto oscuro para elegir los candidatos locales para la elección a gobernador que será el próximo 2 de junio.

En los últimos días un grupo de viñateros sanjuaninos aseguraron que estaban “trabajando a pérdida' al tiempo que criticaron por 'insuficientes' los precios acordados por la provincia con las musteras que compran su producción.

Jorge Bissutti, uno de los voceros de la protesta sostuvo que los productores pretenden $ 6 por kilo de uvas contra los $ 5,50 por kilo que pactó el gobierno sanjuanino con las cámaras empresarias del sector.
En ese contexto, el propio Díaz Cano consideró que el acuerdo es “positivo” al señalar que “el mercado estaba $ 3,5 por kilo, lo que significaba unos $ 0,70 menos que el año pasado”.

“Nosotros nos hicimos cargo de las subas de retenciones que hizo el Gobierno Nacional.
Lo hicimos para que el sector siga siendo competitivo”, agregó el ministro sanjuanino.
De cara hacia el futuro, el funcionario alertó por las dificultades en el sector persistirán “si no se toman medidas urgentes a nivel nacional”.

A principios de marzo, el gobierno de San Juan anunció una serie de beneficios económicos a favorecer al sector mediante las cuales la administración de Uñac aportará unos $ 720 millones para la industria vitivinícola.

Como parte del programa, la provincia cuyana se comprometió a otorgar créditos de hasta $ 400 mil para la cosecha, acarreo y secado de uvas con 0% de interés y a brindar créditos de $ 8 millones para la cosecha y elaboración para la campaña de este año.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original