Durante la semana pasada, la moneda norteamericana trepó hasta un máximo de 43,41 pesos, por lo cual el Banco Central se vio obligado a subir las tasas de interés al nivel más alto de los últimos seis meses: 57,89%.
Tras esa decisión, el viernes último la divisa cerró a un promedio de 40,28 pesos para la punta compradora y 42,27 pesos para la vendedora.
También desde el viernes, el Banco Central comenzó a desdoblar la licitación diaria de Letras de Liquidez (LELIQ) para 'mejorar la señal de política monetaria y calibrar con más precisión la liquidez del sistema'.
Ese día, la autoridad monetaria convalidó suba de tasas de entre 4,9 y 7,2 puntos porcentuales, a un promedio de corte 56,765% anual en la primera subasta, y de 59,061% en la segunda.
Así, la tasa ponderada durante el último día hábil de la semana pasada se ubicó en 57,89%, seis puntos por encima de la jornada anterior.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original