RÍO DE JANEIRO

La legisladora brasileña Ana Paula da Silva causó un escándalo al presentarse a la ceremonia de juramentación en la legislatura del estado de Santa Catarina con un vestido rojo profundamente escotado.

Su vestimenta en la ceremonia del 1 de febrero ha provocado una tormenta en las redes sociales.

Sus detractores, entre ellos muchas mujeres, sostienen que su vestimenta fue “inapropiada”, “escandalosa” y “vulgar”.
Otros dicen que la vestimenta no tiene importancia y que los políticos deben concentrarse en asuntos más importantes.

Da Silva se defendió a través de Facebook.

Fuente: El Nuevo Herald >> lea el artículo original