Carlos Ghosn y su esposa, Carole, llegan al estreno de una película en el último Festival de Cannes, el 11 de mayo de 2018 al sureste de Francia

El fabricante de automóviles francés Renault señaló este jueves que informará a la justicia que su expresidente Carlos Ghosn recibió para su 'beneficio personal' 50.000 euros en el marco de un mecenazgo con el palacio de Versalles.

Hemos 'decidido informar sobre este hecho a las autoridades judiciales', indicó Renault en un comunicado.
Según el diario Le Figaro el caso estaría relacionado con la celebración del matrimonio de Ghosn en el palacio de Versalles el 8 de octubre de 2016.

Según Le Figaro, el grupo francés descubrió que el palacio de Versalles alquiló el Gran Trianon, un anexo del castillo, como contrapartida al contrato de patrocinio firmado entre las dos partes en junio de 2016.
El alquiler de este recinto está valorado en 50.000 euros.

Una factura de la empresa que organizó la boda indica que el alquiler fue 'ofrecido por Versalles', lo que puede sugerir que el regalo fue hecho directamente a Ghosn.

El palacio de Versalles indicó en un comunicado que Renault 'pidió que se pusiera a disposición' una parte del Gran Trianon para 'una cena el 8 de octubre de 2016'.

Por su parte, el abogado de Carlos Ghosn, Jean-Yves Le Borgne, aseguró que el exdirector de Renault 'pagó todos los gastos de su boda'.
'Solo la sala de Versalles fue puesta a su disposición sin que sea facturado', señaló en una declaración transmitida a la AFP.

Este caso sale a la luz tras auditorías internas realizadas por Renault en noviembre, después de que Ghosn, que era su primer ejecutivo, fuera detenido en Japón por presuntas malversaciones financieras.

Interrogado sobre este caso, el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, prometió una 'total transparencia'.

'En este caso', el Estado francés, primer accionista de Renault con 15% del capital y 22% de los derechos de voto, 'ha sumido todas sus responsabilidades desde el inicio', añadió.

Carlos Ghosn renunció a su cargo de director general de Renault a finales de enero.
Fue destituido de la presidencia de Nissan y Mitsubishi poco después de su arresto en noviembre.

En una entrevista acordada a la AFP a finales de enero denunció ser víctima de un 'complot' de Nissan sobre su proyecto de integrar más las tres compañías (Nissan, Renault, Mitsubishi Motors).

Ghosn, cuyos pedidos de liberación bajo fianza han sido rechazados, podría permanecer en la cárcel hasta su juicio, que no se celebrará hasta dentro de varios meses, según su equipo de defensa.
Se expone a una pena de hasta 15 años de prisión.

Fuente: AFP >> lea el artículo original