La ola de inseguridad en la provincia crece y resulta imparable para un gobierno enfocado en la interna partidaria.
Esta tarde el Ministro de Seguridad, Diego González, acompañó a Alberto Rodríguez Saá a disputarle a su hermano Adolfo la sede del PJ.
Sucedió cuando se conocía que el último fin de semana un grupo comando asaltó la casa de comidas rápidas.

El local de Burger King en San Luis sufrió la escala delictiva cuando personas armadas redujeron al gerente y a los empleados y se llevaron la recaudación , pese al hermetismo policial se supo que el grupo comando actuó de noche y que no hay pistas firmes sobre los autores materiales del robo.

Mientras la prensa daba a conocer este nuevo y grave hecho los máximos responsables de la seguridad, Alberto Rodríguez Saá y Diego González entraban al PJ para darle pelea al atrincherado Adolfo Rodríguez Saá.