El CEO de InstagramAdam Mosseri, reconoció en un artículo de opinión que la red social no ha hecho lo suficiente para proteger a los usuarios de contenido que promueve el suicidio y la autolesión.

'Todavía no estamos donde necesitamos estar en los temas de suicidio y autolesión', escribió Adam Mosseri, en un artículo en el Telegraph.
'Confiamos en gran medida en nuestra comunidad para informar sobre este contenido y eliminarlo tan pronto como se encuentre.
La conclusión es que aún no encontramos suficientes imágenes antes de que otras personas las vean'.

El artículo de opinión se produce varios meses después de que una investigación de Telegraph reveló varias cuentas de Instagram que incitaban a los jóvenes a dañarse a sí mismos, a través de imágenes de autolesiones y comentarios de usuarios que alentaban a las personas a aumentar este tipo de actividades.
'Los usuarios de la popular red de medios sociales a quienes les gustan las cuentas de autolesiones están siendo recomendados en cuentas similares e imágenes gráficas para ver y seguir', informó el periódico.

Mosseri escribió que estaba 'profundamente conmovido' y 'horrorizado' por los informes recientes de jóvenes y familias afectadas por el suicidio y la autolesión.
Mencionó a Molly Russell, una adolescente británica que se suicidó después de luchar contra la depresión.
Los padres de Russell han dicho desde entonces que siguió múltiples cuentas de autolesión y suicidio en Instagram y Pinterest.

Pero Mosseri solo prometió cambios para abordar el problema después de que Matt Hancock, el secretario de salud del Reino Unido, advirtiera a Facebook y a otros gigantes tecnológicos que usaría la ley para obligarlos a proteger a sus jóvenes usuarios de contenido dañino, si las compañías no lo querían o se sentían incapaces de hacerlo ellos mismos.

En el artículo de opinión, Mosseri describió los cambios que está realizando Instagram para abordar el contenido de autolesiones y suicidios, incluida la capacitación de trabajadores para detectar esas imágenes, aplicar 'pantallas de sensibilidad' que harán que las imágenes de autolesiones sean menos accesibles y respaldar a las personas cuyas publicaciones indican pueden estar luchando con estos problemas.

Mosseri, quien anteriormente había supervisado el servicio de noticias de Facebook, fue nombrado director de Instagram en octubre pasado, luego de que los co fundadores de la aplicación, Kevin Systrom y Mike Krieger, abandonaron abruptamente la compañía debido a un desacuerdo sobre la estrategia de Instagram.

Facebook, que compró Instagram por mil millones de dólares en 2012, registró un alza en sus acciones de US$3.54 por acción, o 2.1%, a US$169.25 por acción el lunes.

Por Kevin Kelleher

Fuente: Fortune >> lea el artículo original