El volcán Sabancaya, ubicado en la ciudad peruana de Arequipa, entró en erupción e inspeccionarlo habría requerido más de dos horas.
Pero los científicos del Instituto Geofísico del Perú (IGP) consiguieron esa información en tan solo 25 minutos, gracias a un dron.

El aparato, que cuenta con sensores, atravesó la columna eruptiva y sobrevoló el cráter.
La tecnología no solo supuso un ahorro de tiempo, sino también de seguridad ya que los científicos no se expusieron a los productos que expulsa un volcán de semejante magnitud en erupción.

 

Mirá las filmaciones que tomó el dron:

El dron, además de brindar una hermosa vista, le permitió a los especialistas realizar mediciones de gases y partículas expulsadas.
'Esta última semana se ha observado cómo salen las columnas eruptivas desde el cráter.
El equipo dio una vuelta en el borde a una altura de 6 mil 500 metros.
Realizar este tipo de inspecciones nos toma una hora y media como mínimo, pero este logro supone un ahorro importante de tiempo y también de seguridad porque no nos exponemos al material expulsado por el volcán', dijo a un medio local el vulcanólogo del IGP, José del Carpio.

Fuente: El Diario de la República >> lea el artículo original

Internacionales

Economía

Tecnología

Entretenimiento