La nave espacial InSight de la NASA logró aterrizar recientemente en Marte ayer con el fin de cavar, explorar y descubrir más sobre el Planeta Rojo. Mientras tanto, el fundador de SpaceX y CEO de Tesla, Elon Musk, acostumbrado a realizar polémicas declaraciones -recientemente instaba a una jornada laboral de 80 horas- afirma que ve un '70% de probabilidades' de viajar él mismo a Marte y posiblemente incluso vivir allí.

La NASA amenaza con rescindir sus contratos con Elon Musk si no deja los porros y el alcohol

'Estoy hablando de mudarme allí', dijo Musk en una entrevista realizada a la HBO. También apuntó de forma enigmática que SpaceX, su compañía privada especializada en el lanzamiento de satélites al espacio a bordo de sus reutilizables cohetes Falcon 9, ha hecho recientemente una serie de avances que entusiasman a Musk, aunque se negó a compartir más detalles.

Elon Musk nunca ha ocultado su emoción cuando se trata de colonizar Marte.A principios de este año, el cohete Falcon Heavy de SpaceX lanzó su Tesla Roadster color cereza al espacio, acompañado por un maniquí vestido de astronauta. A principios de este mes, se informaba mediante Twitter que la nave se ha movido mucho allá de la órbita de Marte.

Por otro lado, no es la primera vez que el CEO de Tesla habla de ir al espacio. A principios de este año, dijo que podría unirse al multimillonario japonés Yusaku Maezawa en un viaje alrededor de la luna que está programado para 2023, según informaba la CNBC. Cuando se anunció que el magnate nipón sería la primera persona en reservar un vuelo privado a la luna con SpaceX, Musk alegó: 'tal vez ambos estemos en ello', y Maezawa estuvo de acuerdo en que Musk debería unirse a él.

Uno de los objetivos futuros de SpaceX es llevar a los humanos a la luna y Marte a bordo de su nave espacial especial llamada Starship, antes conocida como BFR o Big Falcon Rocket. Aunque su misión inicial -que se puede visualizar en formato vídeo en Youtube– se trata de transportar a los pasajeros a cualquier lugar de la Tierra en menos de una hora, los planes futuros incluyen ir a la luna, Marte u otros lugares de la galaxia.

Pese a que su opinión siempre ha protagonizado portadas alertando de los peligros de la Inteligencia Artificial, a la que calificó como 'un riesgo para la existencia de la civilización humana', este pasado mes de noviembre revelaba sus planes para convertir a personas en cyborgs como parte de su proyecto con la compañía Neuralink, que se producirá una microinterfaz entre neuronas y electrodos implantada en los cerebros humanos. Mientras su mudanza a Marte o la simbiosis entre personas y chips aún debe esperar un poco, seguro que Musk no tarda tanto en sorprendernos con su próxima idea.

Fuente | Value Walk

Fuente: ABC.es >> lea el artículo original