Finalmente, Boca también decidió tirar el achique de los salarios de los futbolistas para poder sobrellevar con más comodidad los meses en los que no haya fútbol por la pandemia de coronavirus que tiene la actividad suspendida en todo el mundo.

El presidente Jorge Amor Ameal había dicho que Boca no tocaría lo sueldos del plantel profesional, y en parte será así.
Pero ahora solamente pagará el 30% y el resto el club se compromete a saldarlo antes de fin de año.

La medida financiera de la institución tiene como objetivo acomodarse a esta época de ingresos flacos.
No sería un recorte en el ingreso de los futbolistas porque la idea es pagar todo antes del 31 de diciembre.
Pero mientras no haya fútbol los jugadores solo cobrarán el 30% de sus sueldos.

A Boca también se le cayeron los ingresos, como a todos los clubes, y la decisión es una respuesta a esta necesidad de sortear los meses en los que no haya fútbol.
Hoy, no hay una fecha probable de reanudación de la competencia, pero algunas versiones dirigenciales indican que podría ser recién en agosto.

Hace una semana, Ameal había criticado a los dirigentes de clubes que recortaban el sueldo de sus futbolistas, y en Boca finalmente fueron hacia una solución intermedia: 30% ahora y 70% desde que empiece el fútbol hasta fin de año.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original