Este chico barcelonés, quería pasar sus vacaciones de Semana Santa disfrutando de un viaje (como todos).
La cosa, que dicho viaje, estaba destinado a aprovechar la nieve que hay en las montañas antes de confinarnos.

Hasta aquí, todo normal. Esto le habrá pasado a una gran parte de la población.
It’s OK.

Pero Philipp Klein Herrero, ha decidido no fustigarse y echarle imaginación.

«Si Mahoma no va a la montaña….» Ya sabéis cómo acaba el refrán.

El coronavirus ha trastocado su idea de esquiar estos días de festivo en la zona de La Grave, en Francia, pero esto no le ha impedido practicar un poco de su deporte favorito.

¿Qué cómo?

En este vídeo corto (y tan corto, porque solo dura 57 segundos), se ve al chico grabándose desde el techo del salón de su casa escalando, esquiando ladera abajo y haciendo todo lo que tenía pensado hacer en su viaje.

Eso sí.
El tema de llevar nieve a casa ha sido inviable.

El vídeo está hecho en stop-motion donde se ve a Philipp pasando un día en la nieve, desde que se despierta en su saco de dormir hasta que se desliza sábana abajo como si se tratara de una verdadera montaña nevada.
Se pasó unas seis horas para preparar este «viaje» que acumula muchas visitas en Youtube y ya se ha hecho viral.

Con mucha creatividad, podemos convertir las cosas malas en algo bueno.
Con lo complicado que es practicar un deporte de exterior en el salón de tu casa y este chico lo ha conseguido.

Un ¡hurra! por él.

Fuente: Noddus Trends >> lea el artículo original